Las víctimas africanas de acusaciones de brujería

Las acusaciones de brujería son un problema en expansión en muchos países africanos, especialmente en Nigeria.

Las acusaciones de brujería pueden ocurrir debido a un caso de muerte o enfermedad dentro de una familia, problemas con la cosecha, despidos o infertilidad. Según las creencias tradicionales africanas, todo tiene una causa sobrenatural, y a menudo se utiliza a los niños como culpables.

Las creencias tradicionales africanas

En los últimos 50 años, en Nigeria han emergido muchas religiones independientes con raíces en el Pentecostalismo. Estas religiones tienen carisma y utilizan el canto y el baile rítmico durante los servicios religiosos, enfatizando la curación de una persona a través de la imposición de manos y la habilidad de profetizar. A diferencia de la iglesia Pentecostal oficial, estas religiones dan pie a las creencias tradicionales africanas en brujería y magia negra.

Caza de brujas

La creencia en brujería y magia negra no existe tan sólo en África, sino en todo el mundo. No es una “cosa africana”. La caza de brujas se remonta a cientos de años atrás y forma parte también de la historia de Dinamarca. Cada año, en el solsticio de verano (o Noche de San Juan) quemamos brujas de ropa en la hoguera. Millones de inocentes han muerto a través de la historia por culpa de la superstición y la brujería. Esto ha afectado, en especial, a niños, mujeres y ancianos durante muchos años.

La superstición en Nigeria es más prevalente en los estados de Cross River, Rivers State y Akwa Ibom (donde trabaja DINNoedhjaelp). En Akwa Ibom, la visión pentecostal del cristianismo mezclada con las religiones tribales a menudo lleva a un cóctel mortal que incluye la creencia y el entrenamiento en brujería.